sábado, 28 de agosto de 2010

Tres estocadas


Fue lo único que recibí. Me llamo para placerse con mi boca (sabe Ud. Que eso me agrada) Pero me gusto mas sentirlo dentro.
Estaba hincada, con su miembro entre mis labios y me pidió me levantara para ver si estaba mojada, me incline frente a usted y me penetro tres veces, para luego regresarme a mi antigua posición y terminar lo que había empezado, devorándole hasta que se corrió en mi boca.

miércoles, 18 de agosto de 2010

Un rapidin


Nos encontramos en un bar igual que siempre, con la misma fría cortesía de todos los días, me encanto que me viera moverme en brazos de otro y que otros me desearan, supongo que eso debió exitarlo por que nos encontramos en el baño y me beso con firmeza me dijo -Tengo ganas de metértela-
Sus palabras me estremecieron pero ese no era un buen lugar para hacerlo (aun que lo hayamos hecho en lugares públicos) .
Nos subimos en el coche mi amiga, tu amigo, tu y yo pronto salimos rumbo a mi casa el plan era ir a cenar, así que se bajaron para entrar al local en lo que parqueábamos el coche, JUSTO un lugar apartado y obscuro, cuando lo estábamos estacionando yo ya estaba entre sus piernas besando su sexo, se termino de acomodar y me quito los pantalones penetrándome desde atrás en el vientre, -apúrate que no podemos estar tanto aquí - me decía, yo mojada excitada de tenerlo y ponerlo así, me vine dos veces y usted lo hiso en mis labios, llegamos al local fingiendo que nada pasaba.

viernes, 13 de agosto de 2010

jugando


subí en su camioneta, ansiosa como soy sin saludos ni beso ni preámbulos, me senté a su lado, esperando su orden tengo ganas de que te la lleves a la boca y me la chupes me dijo, le abrí el pantalón con las manos un poco temblorosas, me agache y me lo lleve a la boca, ud. pasaba sus manos grandes por mi cabello y a veces guiaba mis movimientos.
-¿te gusta?- me pregunto como si no supiera que me encanta tenerlo en mi boca.
las luces de la ciudad me indicaban que íbamos avanzando pero yo no tenía ni la más remota idea de a donde me planeaba llevar quería sorprenderme y lo estaba logrando, intuí que tomábamos un camino que nos llevaría fuera de la ciudad, me comía su miembro con la entrepierna totalmente empapada, consciente de que Ud. Pronto se correría.
-espera- me dijo -ya casi llegamos, nos arreglamos un poco y entramos en ese cuarto de hotel donde me poseyó como solo Ud. Sabe, recordándome que yo soy su sumisa.